diari

DECRETO 38/2008, de 28 de marzo, del Consell, por el que se establece el currículo del segundo ciclo de la Educación Infantil en la Comunitat Valenciana. [2008/3838]

(DOCV núm. 5734 de 03.04.2008) Ref. Base Datos 003836/2008

DECRETO 38/2008, de 28 de marzo, del Consell, por el que se establece el currículo del segundo ciclo de la Educación Infantil en la Comunitat Valenciana.
[2008/3838]
La Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, en su artículo 6.2, establece que corresponde al Gobierno fijar las enseñanzas mínimas a las que se refiere la disposición adicional primera, apartado 2, letra c), de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del derecho a la educación. El Real Decreto 1630/2006, de 29 de diciembre, establece las enseñanzas mínimas del segundo ciclo de la Educación Infantil. Procede, en consecuencia, desarrollar el currículo que garantice al conjunto de niñas y de niños de la Comunitat Valenciana una Educación Infantil de calidad.
En los primeros años de la vida del ser humano se efectúan los aprendizajes básicos. Una Educación Infantil adecuada favorece el desarrollo social y emocional al ofrecer, a la niña y al niño, la oportunidad de encontrarse con otros en un entorno diferente a la familia. La Educación Infantil en un centro educativo constituye una fuente fundamental del desarrollo, aspecto que ayuda a determinados grupos con riesgo de exclusión social para los que actúa como compensadora, ante dificultades en el ámbito familiar, y como preventiva ante la pronta identificación de niñas y niños en situación de riesgo.
La Educación Infantil se inscribe en el proceso educativo que inicia el desarrollo de la personalidad del individuo. Ello supone atender de forma adecuada a todas las dimensiones del ser humano, entre ellas, las físicas, sociales, cognitivas, estéticas, afectivas y motrices, por medio de actividades y experiencias, aplicadas en un ambiente de afecto y confianza, en diversas situaciones comunitarias y con un tratamiento didáctico globalizador, donde la lengua oral está presente en todas las situaciones educativas escolares. La comprensión y uso de la lengua escrita se produce, precisamente, en las ocasiones que tienen las niñas y los niños de participar en actividades de lectura y escritura. Los profesionales de la Educación Infantil deben conocer y acompañar el proceso que hace cada niña y cada niño de la lengua escrita y proponer actividades para diferentes funciones y uso de la misma. En la Educación Infantil de la Comunitat Valenciana, la actuación educativa garantizará, mediante las medidas necesarias, el proceso de desarrollo del lenguaje escrito en las dos lenguas cooficiales. En esta etapa se otorgará especial protección y respeto a la recuperación del valenciano.
La relación familia-centro educativo, como medio de intercambio de información, es fundamental para conseguir una labor conjunta y eficaz, que implique un diálogo permanente, secuencial y periódico entre ambas instituciones. Con gran frecuencia las familias necesitan orientación por parte del centro y éste un conocimiento más profundo de la niña y del niño en el seno de la vida familiar, lo que conlleva una interrelación, familia-centro, informativa y a la vez formativa y educativa.
Las nuevas tecnologías, junto con el descubrimiento de otras lenguas extranjeras por parte de las niñas y de los niños, en los albores del siglo XXI, como una característica cultural de la sociedad actual, deben estar presentes en este ciclo educativo.
Es necesario que el segundo ciclo esté en estrecha coordinación con el primer ciclo de la Educación Infantil, para seguir el proceso iniciado, y con el primer ciclo de la Educación Primaria, para que la transición entre ambas etapas tenga elementos de continuidad.
Por todo ello, previo dictamen del Consejo Escolar Valenciano, a propuesta del conseller de Educación, conforme con el Consell Jurídic Consultiu de la Comunitat Valenciana y previa deliberación del Consell, en la reunión del día 28 de marzo de 2008,
DECRETO
Artículo 1. Objeto y ámbito de aplicación
1.1. El presente Decreto tiene por objeto el desarrollo del currículo de las enseñanzas para el segundo ciclo de la Educación Infantil, de acuerdo con lo dispuesto en el apartado 4 del artículo 6º de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, y en el Real Decreto 1630/2006, de 29 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas del segundo ciclo de la Educación Infantil.
1.2. Este decreto será de aplicación en el ámbito territorial de la Comunitat Valenciana.
Artículo 2. Principios generales y fines
2.1. La Educación Infantil constituye una etapa educativa con identidad propia que atiende a niñas y niños hasta los seis años de edad. Esta etapa se ordena en dos ciclos. El primero hasta los tres años y el segundo de los tres a los seis años de edad.
2.2. El segundo ciclo de la Educación Infantil tiene carácter voluntario y gratuito.
2.3. La Educación Infantil tiene como finalidad la de contribuir al desarrollo físico, afectivo, social e intelectual de las niñas y de los niños. En ambos ciclos se atenderá al desarrollo del movimiento y de los hábitos de control corporal, a la comunicación y representación por medio de los diferentes lenguajes, a las pautas elementales de convivencia y relación social, así como al descubrimiento de las características físicas y sociales del medio. Además se facilitará que las niñas y los niños elaboren una imagen de sí mismos positiva y equilibrada, adquieran autonomía personal y desarrollen sus capacidades afectivas.
2.4. En este ciclo, la acción tutorial orientará el proceso educativo individual y colectivo del alumnado. Para ello, cada grupo-clase tendrá una maestra o un maestro especialistas en Educación Infantil que ejercerán de tutora o de tutor y colaborarán, en su caso, en la intervención educativa del profesorado que participe en la atención individualizada y con el resto de profesionales que intervengan en el diagnóstico y rehabilitación del alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo, y mantendrán una relación permanente con las familias para facilitarles la información necesaria sobre el proceso educativo de cada niña y de cada niño, así como podrán ser apoyados, en su labor docente, por maestras y maestros de otras especialidades cuando las enseñanzas impartidas lo requieran.
Artículo 3. Objetivos del ciclo
La Educación Infantil contribuirá a que las niñas y los niños desarrollen las capacidades que les permitan:
a) Conocer su propio cuerpo y el de los otros, y sus posibilidades de acción y aprender a respetar las diferencias.
b) Observar y explorar su entorno familiar, natural y social.
c) Adquirir progresivamente autonomía en sus actividades habituales.
d) Desarrollar sus capacidades afectivas.
e) Relacionarse con los demás y adquirir progresivamente pautas elementales de convivencia y relación social, así como ejercitarse en la resolución pacífica de conflictos.
f) Desarrollar habilidades comunicativas en diferentes lenguajes y formas de expresión.
g) Iniciarse en las habilidades lógico-matemáticas, en la lecto-escritura y en el movimiento, el gesto y el ritmo.
h) Conocer que en la Comunitat Valenciana existen dos lenguas que interactúan (valenciano y castellano), que han de conocer y respetar por igual, y ampliar progresivamente el uso del valenciano en todas las situaciones.
i) Descubrir la existencia de otras lenguas en el marco de la Unión Europea, e iniciar el conocimiento de una de ellas.
j)Conocer y apreciar las manifestaciones culturales de su entorno, mostrando interés y respeto hacia ellas, así como descubrir y respetar otras culturas próximas.
k) Valorar las diversas manifestaciones artísticas.
l) Descubrir las tecnologías de la información y las comunicaciones.
Artículo 4. Áreas
4.1. Los contenidos educativos de la Educación Infantil se organizarán en áreas correspondientes a ámbitos propios de la experiencia y del desarrollo infantil, y se aplicarán por medio de unidades globalizadas que tengan interés y significado para las niñas y para los niños.
4.2. Los métodos de trabajo se basarán en las experiencias, las actividades que se realicen entorno a los aprendizajes y el juego, y se desarrollarán en un ambiente de afecto y confianza, para potenciar su autoestima e integración social.
4.3. Los contenidos se organizarán de acuerdo con las siguientes áreas:
- El conocimiento de sí mismo y autonomía personal.
- El medio físico, natural, social y cultural.
- Los lenguajes: comunicación y representación.
Estas áreas deben entenderse como conceptos organizativos, como ámbitos de actuación, como espacios de aprendizajes en los que están subsumidos los contenidos actitudinales, procedimentales y conceptuales, que contribuirán al desarrollo educativo y facilitarán la interpretación del mundo, otorgándole significado y facilitando a la niña y al niño su participación en él.
Artículo 5. Currículo
Se entiende por currículo para el segundo ciclo de la Educación Infantil los objetivos, contenidos, metodología y criterios de evaluación que se adjuntan como anexo del presente Decreto.
Artículo 6. Evaluación
6.1. La evaluación será global, continua y formativa. La observación directa y sistemática constituirá la técnica principal del proceso de evaluación.
6.2. Las maestras y los maestros evaluarán el proceso de enseñanza-aprendizaje, su propia práctica educativa y el desarrollo de las capacidades de cada niña y de cada niño.
6.3 Los maestros ejercerán la acción tutorial e informarán periódicamente a las familias sobre la evolución educativa escolar del alumnado.
Artículo 7. Autonomía pedagógica de los centros
7.1. La conselleria competente en materia de educación promoverá la autonomía de los centros y favorecerá el trabajo de los equipos docentes.
7.2. Los centros docentes desarrollarán y adaptarán el currículo establecido por este decreto mediante:
a) El proyecto educativo del centro, en el que se tendrá en cuenta las características de centro, su entorno social, las necesidades educativas de las alumnas y de los alumnos y en el que se fijarán los objetivos, las prioridades educativas y los procedimientos de actuación.
b) Las programaciones didácticas (proyectos de trabajo, unidades didácticas, etc.), que comprenderán todos los contenidos de las distintas áreas y se desarrollarán a través de unidades globalizadas y respetando los ritmos de juego, trabajo y descanso de los alumnos y alumnas.
c) La conselleria competente en materia de educación fomentará que las programaciones didácticas desarrollen el currículo desde la perspectiva de la tolerancia, la solidaridad, la responsabilidad (particularmente en el consumo y en el comportamiento vial), la paz, la salud, la sostenibilidad y la igualdad entre los sexos, facilitando el desarrollo intelectual, afectivo y social de las niñas y de los niños, ayudándoles a relacionarse con los demás y a aprender las pautas elementales de convivencia.
d) Asimismo, la conselleria competente en materia de educación promoverá la elaboración de proyectos innovadores, de materiales didácticos y modelos de programaciones didácticas que faciliten la labor de los docentes y fomentará entre los equipos docentes el intercambio de experiencias, así como impulsará una formación permanente que redunde en beneficio de la calidad educativa.
Artículo 8. Coordinación
Para asegurar mecanismos de continuidad en el proceso educativo del alumnado y facilitar la adaptación del mismo en la transición de un ciclo a otro y de una etapa a otra, los centros implicados estarán pedagógicamente coordinados. Con este fin, la conselleria competente en materia educativa elaborará la normativa correspondiente.
Artículo 9. El tiempo en el segundo ciclo de la Educación Infantil
La intervención educativa escolar deberá orientarse gradualmente a cada niña y a cada niño en la iniciación de la adquisición de hábitos y rutinas, atendiendo a las características de la infancia. El tiempo debe organizarse de modo que pueda dar respuesta a las necesidades biológicas de alimentación, de higiene, de descanso, de seguridad, de relación y de comunicación, entre otras.
Artículo 10. Atención a la diversidad
10.1. La intervención educativa debe contemplar como principio la diversidad del alumnado, adaptando la práctica educativa a las características personales, necesidades, intereses y estilo cognitivo de las niñas y de los niños, dada la importancia que en estas edades adquiere el proceso de desarrollo.
10.2. La conselleria competente en materia educativa establecerá procedimientos que permitan identificar aquellas características que puedan tener incidencia en la evolución escolar de las niñas y de los niños. Asimismo facilitarán la coordinación de cuantos sectores intervengan en la atención de este alumnado.
10.3. Los centros adoptarán las medidas oportunas dirigidas al alumnado que presente necesidad específica de apoyo educativo.
10.4. Los centros atenderán a las niñas y a los niños que presenten necesidades educativas especiales buscando la respuesta educativa que mejor se adapte a sus características y necesidades personales, de acuerdo con la normativa vigente.
Artículo 11. Relaciones con las familias
Los centros de Educación Infantil cooperarán con las familias elaborando un plan de actuación con las mismas que contemplará la información educativa de sus hijas y de sus hijos y la colaboración en las actividades del centro que, de acuerdo con el mencionado plan, se requiera.
DISPOSICIÓN ADICIONAL
Única. Enseñanzas de religión
1. Las enseñanzas de religión se incluirán en el segundo ciclo de la Educación Infantil de acuerdo con lo establecido en la disposición adicional segunda de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación.
2. La conselleria competente en materia de educación garantizará que los padres o tutores de los alumnos y las alumnas puedan manifestar su voluntad de que estos reciban o no reciban enseñanzas de religión.
3. La conselleria competente en materia de educación velará para que las enseñanzas de religión respeten los derechos de todos los alumnos y de sus familias y para que no suponga discriminación alguna el recibir o no dichas enseñanzas.
4. La determinación del currículo de la enseñanza de religión católica y de las diferentes confesiones religiosas con las que el Estado español ha suscrito Acuerdos de Cooperación en materia educativa será competencia, respectivamente, de la jerarquía eclesiástica y de las correspondientes autoridades religiosas.
DISPOSICIÓN TRANSITORIA
Única. Calendario de implantación
De acuerdo con el Real Decreto 806/2006, de 30 de junio, por el que se establece el calendario de aplicación de la nueva ordenación del sistema educativo establecida por la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, este decreto se implantará, con carácter general, para el segundo ciclo de la Educación Infantil, el curso académico 2008-2009.
DISPOSICIONES DEROGATORIAS.
DEROGACIÓN NORMATIVA.
Primera
En el momento en que se implante la nueva ordenación de la Educación Infantil establecida por este decreto, de acuerdo con el Real Decreto 806/2006, de 30 de junio, por el que se establece el calendario de aplicación de la nueva ordenación del sistema educativo, quedará sin efecto el contenido del Decreto 19/1992, de 17 de febrero, del Consell, por el que se establece el currículo de la Educación Infantil en la Comunitat Valenciana.
Segunda
Quedan derogadas las demás normas de igual o inferior rango en cuanto se opongan a lo establecido en este decreto.
DISPOSICIONES FINALES
Primera. Habilitación para el desarrollo reglamentario
La conselleria competente en materia de educación adoptará las medidas necesarias para el desarrollo de este decreto.
Segunda. Entrada en vigor
El presente decreto entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana.
Valencia, 28 de marzo de 2008
El president de la Generalitat,
FRANCISCO CAMPS ORTIZ
El conseller de Educación,
ALEJANDRO FONT DE MORA TURÓN
ANEXO
Educación Infantil
En nuestra sociedad la actividad de formación institucional de las niñas y de los niños se realiza, principalmente, en el centro escolar. El sistema educativo se encarga de proporcionar actividades planificadas y dirigidas intencionalmente hacia los aprendizajes básicos de la persona. El centro escolar infantil es un lugar de acción y coparticipación entre la niña, el niño y el adulto.
Las niñas y los niños son seres que se desarrollan de una manera singular; cada uno sigue una línea progresiva, en la que se superan unos períodos evolutivos y aunque el proceso es continuo los resultados en el tiempo no necesariamente deben coincidir. El mencionar las edades, dada la diversidad de ritmos de aprendizaje, para presentar la sucesión evolutiva del proceso de aprendizaje se hace, tan solo, como punto de referencia, aspecto que se debe tener en cuenta en la Educación Infantil destinada a niñas y niños de 3 a 6 años de edad, con una breve, pero intensa, vida evolutiva.
La conceptualización de área, solo pretende facilitar un principio organizativo y estructurador para la planificación educativa. La acción de la niña y del niño se centra alrededor de una persona, un objeto, una estructura o una situación, denominados objetos de aprendizaje, que forman parte de un contexto, en el que la niña y el niño interactúan y construyen el aprendizaje que responde a sus intereses y a situaciones concretas. El equipo docente ha de conformar entre las áreas que se determinan la yuxtaposición e interrelación que considere más adecuada en cada momento concreto de la acción educativa, y tener en cuenta que la apropiación del objeto de aprendizaje esta supeditada a una implicación global de la niña y del niño, incluyendo el aspecto emocional y afectivo. Este principio didáctico debe estar presente en los ámbitos de actuación de la intervención educativa del curriculum por ser muy complejo diferenciar nítidamente cada área de desarrollo y su evolución. Así, cuando se exponen objetivos del área del Conocimiento de sí mismo y la autonomía personal implican también al área del Medio físico, natural, social y cultural y al área de los Lenguajes, sin olvidar los temas que demanda la sociedad y que la escuela, como parte integrante de la misma, asume e incorpora a su acción educativa, entre ellas las tecnologías y las lenguas extranjeras.
Los objetivos se entienden como metas que guían el proceso de enseñanza aprendizaje y pretenden que las niñas y los niños de la etapa de Educación Infantil se conviertan en miembros activos de su comunidad, interactuando y comunicándose con los otros, y participando y disfrutando de la cultura.
El término contenidos se refiere al conjunto de formas culturales y saberes seleccionados. Son los objetos de enseñanza-aprendizaje que se consideran necesarios para el desarrollo de la personalidad de la niña y del niño, a los que se integran las destrezas, procedimientos, hábitos, actitudes, valores, normas democráticas y la adquisición del conocimiento crítico de los hechos, principios y conceptos, necesarios para el desarrollo autónomo de la persona. Los contenidos educativos se configuran en las correspondientes áreas relacionadas con los diferentes ámbitos de conocimiento y experiencias y se desarrollan en bloques, como medio para facilitar el desarrollo de los mismos.
El centro de Educación Infantil es heterogéneo ya que las niñas y los niños difieren por razón de sexo, edad, perfil físico y psíquico, sociocultural, etc. Son diferencias que se manifiestan en su conducta y en el desarrollo repercutiendo en sus intereses, ritmos de aprendizaje, etc. El centro de Educación Infantil debe asumir su carácter compensatorio e integrador, debe respetar las individualidades y admitir la diversidad.
La intervención en las necesidades educativas especiales implica ayudas pedagógicas mediante las adaptaciones de los elementos básicos del currículo a las necesidades personales de la niña y del niño que, previo al diagnóstico, así se requiera.
El entorno familiar es el primer escenario donde las niñas y los niños inician la construcción de su competencia lingüística en una o más lenguas. La interacción en el entorno inmediato y la influencia de los medios de comunicación ayudan a desarrollar, concretar y perfilar el dominio de las diferentes variedades que constituirán el repertorio lingüístico personal de cada niña y de cada niño. Un repertorio que, de acuerdo con las expectativas de la sociedad y los objetivos del sistema educativo, deberá avanzar progresivamente hacia una competencia elevada en las dos lenguas cooficiales y el dominio funcional de una o más lenguas extranjeras al finalizar la enseñanza obligatoria.
Teniendo en cuenta la capacidad que poseen las niñas y los niños para la adquisición lingüística en estas edades, la escuela ha de poner las bases de esta competencia plurilingüe, creando contextos en los que se desarrolle la competencia comunicativa en las dos lenguas oficiales a través de un tratamiento integrado. La integración de lenguas exige una actuación coordinada del profesorado, que tenga en cuenta diversos aspectos diferenciados pero complementarios; la decisión sobre el uso vehicular de cada lengua con un enfoque comunicativo común para todas ellas y un tratamiento metodológico diferenciado que contemple las características específicas de cada una de ellas. Además se debe tener en cuenta la acogida y el tratamiento lingüístico específico con el que es necesario la incorporación del alumnado recién llegado, que puede ingresar en la escuela sin conocer ninguna de las dos lenguas cooficiales.
La familia, en sus diversos modelos, ha constituido la base para la organización social aspecto que se debe considerar en el centro de Educación Infantil. Una buena relación comienza con la colaboración informativa entre ambas partes que adquiere un gran valor para el centro educativo; la entrevista inicial, las tutorías, el cumplimentar cuestionarios o formularios, entre otros, son elementos técnicos de interrelación que pueden favorecer el conocimiento de la niña y del niño y su desarrollo educativo. Igualmente las actividades conjuntas de encuentros, charlas informativas, y formativas sobre temas educativos, excursiones, colonias, etc., son espacios en donde se producen comunicaciones bidireccionales que enriquecen la interacción y el conocimiento de las familias y del alumnado.
La evaluación, por el carácter de la etapa, deberá ser formativa y contínua, su finalidad será la de proporcionar información sobre el proceso de enseñanza-aprendizaje con el fin de ajustar aquellos aspectos que sean necesarios para mejorar dicho proceso educativo. Evaluar el aprendizaje significa entender como aprende la niña y el niño y si lo que aprenden tiene algún significado relevante para ellos. En la evaluación continua existen fases o momentos para la recogida de información como por ejemplo al finalizar un proyecto de trabajo, una unidad didáctica, o el tratamiento de un contenido en particular. En la información se podrá reflejar las aproximaciones hacia la consecución de un contenido determinado, así como de las dificultades que se han observado individualmente, en trabajos en pequeño grupo y por el grupo clase, con carácter individual y colectivo
En la Educación Infantil la observación es la técnica que más información facilita y unida a la recogida de datos, entre otros, en diario de aula, en grabaciones audio-visuales, en cuadros de doble entrada, configuran una parte importante el el proceso de enseñanza-aprendizaje. Los datos recogidos ayudan a valorar la propuesta realizada contrastándolos con lo planificado y llevado a la práctica. Realizada esta comparación, la información obtenida se deberá tener en cuenta para posteriores intervenciones educativas ajustándola a las características individuales de las niñas y de los niños, acompañando al aprendizaje y reformulando los contenidos en marcos y estilos diferentes
La evaluación ha de intentar valorar de una manera global e integral al alumno en su proceso de crecimiento como persona. Se trata de llevar a cabo una evaluación multidimensional que ha de intentar unir todas las vertientes que estén implícitas en los objetivos generales de la etapa formulados como capacidades a conseguir por el alumnado:
Las introducciones que se realizan en cada una de las áreas expresan junto con los contenidos los aspectos básicos a observar en los criterios de evaluación que giraran en torno al:
- Al desarrollo de las capacidades definidas en los objetivos y contenidos del Decreto curricular para el segundo ciclo de la Educación Infantil de la Comunidad Valenciana que se han adecuado a las programaciones del ciclo.
- Al proceso que sigue cada niña y cada niño para resolver una situación o un conflicto en la apropiación del objeto de aprendizaje: estrategias que utiliza, habilidades, técnicas, actitudes, emociones que demuestra en el desarrollo de las actividades, etc.
- Al grado en el que han conseguido las niñas y los niños los objetivos y contenidos previstos en la programación.
I. EL CONOCIMIENTO DE SÍ MISMO Y LA AUTONOMÍA PERSONAL
El conocimiento del cuerpo y la autonomía personal es una base esencial para el asentamiento de la propia imagen, es el primer referente que la niña y el niño tienen para conocerse como personas. La propia imagen se establece y se configura progresivamente, sobre un cuerpo biológico, a la vez que se diferencia de los objetos sobre los que actúa y de las personas con las que interactúa. El cuerpo se constituye en el mediador y en instrumento de la intervención del sujeto, es el substrato de las percepciones y las emociones, a la vez que es un objeto de conocimiento con su propio proceso de construcción.
El conocimiento y control del propio cuerpo implica un conocimiento global y segmentario y una coordinación dinámica general, que conlleva el progresivo desarrollo de las habilidades manipulativas. La adquisición de hábitos de salud, higiene y nutrición, está también implicada en dicho conocimiento, en ella se sientan las bases para la progresiva conquista de la autonomía personal.
En la construcción de la identidad propia intervienen, entre otros factores, la imagen de uno mismo, los sentimientos de eficacia, seguridad y autoestima. Dicha imagen no es neutra ni objetiva, es en gran parte una interiorización que le proyectan las personas que le rodean y de la confianza que en él o en ella se deposita. Todos estos factores contribuyen en la elaboración de un concepto de si mismo ajustado, que permite a la niña y al niño, percibir y actuar conforme a las propias posibilidades y limitaciones. La representación mental del propio cuerpo ayuda a establecer una buena relación entre el yo y el mundo exterior.
En esta relación con el mundo exterior la niña y el niño interactúan con los objetos y con otras personas; esta interacción continua con el medio, les lleva a reconocer las diferencias y similitudes entre ella, él y los otros. La identificación de sus características individuales, así como las de los demás, son instrumentos básicos para su desarrollo y consecuentemente, para la adquisición de actitudes no discriminatorias, que le llevarán a asumir, aceptar y actuar con los demás.
El cuerpo es la principal herramienta de relación del sujeto con el mundo que le rodea. El conocimiento de todos los objetos de aprendizaje se efectúa a partir de las percepciones corporales exteroceptivas (lo exterior, a través de los cinco sentidos), interoceptivas (los propios estados fisiológicos y emocionales) y propioceptivas (tono equilibrio y postura corporal).
El desarrollo de la capacidad de descubrir y utilizar las posibilidades de acción incluye los distintos aspectos perceptivo-motrices, cognitivos, afectivos y relacionales implicados en la resolución de las tareas que se plantean en la vida cotidiana, en situaciones lúdicas, domésticas, o de otro tipo. Las actividades de tipo lúdico, el juego tanto el de normas como el simbólico son básicos en esta etapa educativa,
La adquisición de hábitos, actitudes y conocimientos posibilitan una adecuada salud mental y corporal, ayudando al desarrollo de la autonomía personal a través de la participación y de la colaboración en diversas tareas de la vida cotidiana.
La intervención educativa se dirige a que la niña y el niño sean capaces de identificar las características y cualidades propias y las de los demás, percibiendo los cambios físicos y su relación con el paso del tiempo. Así mismo debe tender a que las niñas y niños adquieran una imagen autoajustada de sí mismos y profundicen en la actitud de respeto hacia las características y cualidades de las otras personas.
Los docentes han de tener en cuenta que la niña y el niño se interesan por adquirir habilidades motrices nuevas y se implican en la realización de acciones cada vez más complejas. A través del equilibrio, la coordinación dinámica, el ajuste corporal, etc., van desarrollando sus capacidades motrices gruesas y van utilizando con mayor precisión las nociones básicas de orientación en el espacio y en el tiempo, así como comienzan a mostrar actitudes de ayuda y colaboración. La niña y el niño exploran los objetos, cada vez con mayor detalle, utilizan correctamente utensilios comunes o resuelven tareas que requieren cierta precisión manual, de este modo están utilizando y desarrollando sus coordinaciones visomanuales y habilidades manipulativas de carácter motriz fino.
A través de las actividades de la vida cotidiana los docentes deberán tener en cuenta que las niñas y los niños conocen y valoran sus posibilidades de acción, que han de ser capaces de identificar sus limitaciones y actuar de acuerdo con ellas, han de aprender a reconocer situaciones peligrosas y a prevenir accidentes, utilizando adecuadamente los instrumentos y las instalaciones, participando en las medidas que se tomen en el caso de enfermedad y manifestando actitudes de colaboración y respeto.
El maestro y la maestra deberán aplicar en sus aulas unas normas básicas sobre alimentación e higiene corporal, de las que harán participes a las familias para conseguir su colaboración y aplicación en las actividades cotidianas que se realicen en el hogar. De este modo la niña y el niño irán aprendiendo a realizar autónomamente los hábitos de higiene corporal, alimentación y descanso, a utilizar adecuadamente los espacios, objetos y materiales apropiados, aceptar y a valorar ajustadamente las normas de comportamiento establecidas en estas situaciones.
Las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC), pueden ser de gran provecho para la niña y el niño de Educación Infantil, utilizándolas en este ámbito como recurso didáctico y proyección de futuro
Objetivos
1. Conocer su propio cuerpo y sus posibilidades de acción, adquiriendo de manera progresiva una mayor precisión en sus gestos y movimientos.
2. Descubrir y utilizar las propias posibilidades motrices, sensitivas y expresivas, adoptando posturas y actitudes adecuadas a las diversas actividades que desarrolla en su vida cotidiana.
3. Adquirir progresivamente autoconfianza y una imagen ajustada y positiva de sí mismo e identificar sus características y cualidades personales.
4. Respetar las características y cualidades de las otras personas, aceptando y valorando la variedad de sexos, etnias, creencias o cualquier otro rasgo diferenciador.
5. Adquirir coordinación y control dinámico en el juego, en la ejecución de tareas de la vida cotidiana y en las actividades en las que tenga que usar objetos con precisión, de acuerdo con su desarrollo evolutivo.
6. Conocer, manifestar y explicitar los propios sentimientos, emociones y necesidades, y respetar los de los demás.
7. Adquirir una progresiva autonomía en sus actividades habituales.
8. Adquirir hábitos relacionados con el bienestar, la seguridad personal, la higiene y la salud así como de orden, constancia y organización relacionados con las diversas tareas.
9. Tomar la iniciativa, planificar y secuenciar la propia acción para resolver tareas sencillas y problemas de la vida cotidiana, reconociendo sus límites y posibilidades y buscando la colaboración necesaria.
10. Desarrollar actitudes y hábitos de colaboración y ayuda articulando su propio comportamiento con las necesidades, demandas, requerimientos y explicaciones de los demás.
Contenidos
Los contenidos del área se agrupan alrededor de los siguientes bloques:
1. El cuerpo y la propia imagen.
2. El juego y el movimiento.
3. La actividad y la vida cotidiana.
4. El cuidado personal y la salud.
Bloque 1. El cuerpo y la propia imagen.
Los contenidos que integran este bloque son:
a) El cuerpo humano. Características diferenciales del cuerpo. El esquema corporal. El tono, la postura, el equilibrio.
b) Sensaciones y percepciones. Los sentidos y sus funciones.
c) La confianza en las posibilidades y capacidades propias para realizar las tareas. Las necesidades básicas del cuerpo.
d) Valoración y actitud positiva ante las demostraciones de sentimientos, de emociones y de vivencias propias y de los demás. El control gradual de las mismas.
e) Aceptación y valoración ajustada y positiva de la propia identidad y de sus posibilidades y limitaciones, así como de las diferencias propias y de los demás evitando discriminaciones.
Bloque 2. El juego y el movimiento
Los contenidos que integran este bloque son:
a) La conciencia de las posibilidades y las limitaciones motrices del cuerpo.
b) La coordinación y control de las habilidades motrices de carácter fino y grueso.
c) Las nociones básicas de orientación en el espacio y en el tiempo.
d) El desarrollo del juego protagonizado como medio para conocer la realidad.
e) La aceptación de las normas implícitas que rigen los juegos de representación de papeles.
f) La actitud de ayuda y colaboración con los compañeros en los juegos y en la vida cotidiana.
g) El control dinámico y estático del propio cuerpo y de los objetos y su valoración en el desarrollo funcional de las actividades cotidianas y en los juegos específicos y generales.
Bloque 3. La actividad y la vida cotidiana
Los contenidos que integran este bloque son:
a) La percepción de los deseos y de los estados de ánimo, su manifestación y comunicación. La práctica de destrezas, actitudes, normas y la consolidación de hábitos positivos.
b) La adquisición de autonomía operativa mediante el desarrollo por sí mismos de un creciente número de acciones de la vida cotidiana, especialmente en la satisfacción de necesidades corporales, el vestido, la comida, etc.
c) El conocimiento y el uso de los instrumentos, técnicas, habilidades y secuencias en actividades propias de la vida cotidiana.
d) La interacción y colaboración con actitudes positivas para establecer relaciones de afecto con los otros.
Bloque 4. El cuidado personal y la salud
Los contenidos que integran este bloque son:
a) La salud y el cuidado de uno mismo.
b) Las acciones que favorecen la salud. La alimentación y el descanso.
c) La habituación a la limpieza de las correspondientes y diversas partes del cuerpo y del mismo en su totalidad. El cuidado de su entorno para poder realizar las actividades en espacios limpios y ordenados.
d) La adquisición de hábitos adecuados para evitar situaciones de peligro y la solicitud de ayuda ante él.
Criterios de evaluación
1. Utilizar el cuerpo como instrumento de relación con el mundo y como vehículo para descubrir los objetos de aprendizaje a través de la percepción y de la sensación.
2. Aplicar unas actitudes básicas para la convivencia en las interrelaciones humanas que repercutan en un ajuste de la propia imagen corporal.
3. Cuidar el cuerpo y aplicar la higiene corporal, fomentando hábitos y actitudes que ayuden a mantener una adecuada salud mental y física.
4. Dar muestra del conocimiento personal en la construcción de la identidad y en la pertenencia a un grupo social, manifestando sentimientos y normas de relación social.
II. EL MEDIO FÍSICO, NATURAL, SOCIAL Y CULTURAL.
El descubrimiento del medio físico, natural, social y cultural implica además de una determinada representación del mundo, la existencia de sentimientos de pertenencia, respeto, interés y valoración de todos los elementos que lo integran. El objetivo de esta área es facilitar el conocimiento y la comprensión de todo aquello que configura la realidad de la niña y del niño sobre todo en lo que está al alcance de su experiencia.
Los distintos sistemas u organizaciones de los que forman parte la niña y el niño, constituyen el vehículo adecuado para acceder al medio, de tal forma que van construyendo su propia identidad personal al mismo tiempo que se perciben a sí mismos como miembros de la sociedad. El proceso dialéctico que se establece entre la niña y el niño y el medio, se inicia sin que el sujeto se distinga del objeto y evoluciona hasta conseguir una diferencia entre el yo y el objeto, momento en que se hace posible crear la propia imagen y la representación de los elementos externos, objetos, situaciones, personas. etc. Con el desarrollo de la capacidad simbólica y de las posibilidades comunicativas y conceptualizadoras de los lenguajes, junto con la creciente autonomía de la niña y del niño, el entorno próximo se amplía a partir de la interacción del sujeto con el medio.
En la Educación Infantil el descubrimiento del entorno debe facilitarles la exploración, el conocimiento y la acción sobre el mismo con los instrumentos sociales y culturales establecidos permitiéndoles la construcción del propio yo con creciente autonomía. El descubrir usos y costumbres sociales permite conocer diversas culturas presentes en la sociedad y generar actitudes de respeto y aprecio hacia ellas.
El estudio del medio a través de pequeñas investigaciones y proyectos de trabajo, favorece la interacción y la relación con los demás y propicia el debate y la negociación de significados. El centro de Educación Infantil debe favorecer el desarrollo de los procesos interpersonales a través de la resolución de conflictos que genera la convivencia diaria. En las actividades cotidianas y en la interacción constante con los objetos y los otros, la niña y el niño aprenden del uso y significado de éstos, de acuerdo con los parámetros marcados por la cultura; agrupar y organizar los diferentes objetos del entorno cobra sentido para la niña y el niño cuando estructuran y configuran la realidad que lo rodea, estableciendo relaciones entre ellos cada vez más elaboradas. Así y a partir de la propia acción descubren las propiedades que tienen los objetos y aquellas de las que carecen y las poseen otros. Los objetos clasificados cobran entidad propia y tienen existencia por oposición a todo lo que no se puede incluir en la misma clase. La situación de la niña y el niño respecto al objeto y la ubicación de éste configuran las primeras nociones espaciales. El movimiento y la acción los llevan al reconocimiento y apropiación del objeto sometido a investigación y descubrimiento.
La comprensión del número en esta etapa implica que la niña y el niño sean capaces de analizar la relación existente entre sus acciones, la cantidad y el orden. Las múltiples experiencias en la vida cotidiana y la observación de las estrategias que emplean los adultos ayudan a que inicien el conocimiento del número. La niña y el niño en el proceso de la adquisición de la pertenencia a diferentes grupos sociales: familia, escuela, amigos; han de explorar diversas experiencias que le ayuden a ir definiendo su posición en la sociedad.
Los medios de comunicación y las tecnologías de la información modifican continuamente la concepción reducida del entorno próximo como fuente de aprendizaje, ampliando considerablemente sus conocimientos del mundo. El uso de las mismas se ha de introducir en las aulas como vehículo de aprendizaje y proyección de futuro
En la intervención educativa, el maestro y la maestra deberán hacer posible que los aprendizajes referidos a esta área vayan dirigidos al conocimiento de la materia inerte, los seres vivos mediante la exploración y la observación sistematizada, con el fin de favorecer que la niña y el niño obtengan provecho de sus posibilidades perceptivas y de la comunicación de sus intereses, dudas y logros. Asimismo las maestras y los maestros deberán fomentar el respeto hacia las diferentes culturas que confluyen en los grupos de alumnos que conviven en el centro. Los acontecimientos familiares o las situaciones en las cuales intervienen miembros de otros grupos sociales o culturales son algunas de las actividades que se han de fomentar en el centro escolar
Objetivos
1. Adquirir a través de la relación con los demás una progresiva autonomía personal.
2. Relacionarse con los demás y aprender las pautas elementales de convivencia.
3. Conocer las normas y modos de comportamiento social de los grupos con los que interactúa y establecer vínculos fluidos de relación interpersonal.
4. Actuar de forma cada vez más autónoma en sus actividades más habituales, con el fin de adquirir progresivamente seguridad afectiva y emocional para desarrollar sus capacidades de iniciativa y autoconfianza.
5. Explorar y observar su entorno familiar, social y natural, para la planificación y la ordenación de su acción en función de la información recibida o percibida.
6. Establecer relaciones con los adultos y con sus iguales, que respondan a los sentimientos de afecto que le expresan y ser capaces de respetar la diversidad y desarrollar actitudes de ayuda y colaboración.
7. Valorar la importancia del medio físico, natural, social y cultural, mediante la manifestación de actitudes de respeto y la intervención en su cuidado según sus posibilidades.
8. Conocer y apreciar fiestas, tradiciones y otras manifestaciones culturales del entorno al que pertenece, mostrando actitudes de respeto, interés y participación.
9. Mostrar interés y curiosidad por los cambios a los que están sometidos los elementos del entorno, para identificar algunos factores que influyen sobre ellos.
10. Descubrir aquellos elementos físicos, naturales, sociales y culturales que a través de TIC amplían el conocimiento del mundo al que pertenece.
11. Conocer, representar y nombrar a partir de la observación, descripción, manipulación y juego, los objetos de la vida cotidiana con formas geométricas planas: círculo, cuadrado, rectángulo y triángulo y formas geométricas de volumen: esfera y cubo.
12. Iniciarse en las habilidades numéricas básicas, la noción de cantidad y la noción de orden de los objetos.
13. Aprender a utilizar adecuadamente instrumentos, utensilios, herramientas y máquinas para realizar actividades sencillas y resolver problemas prácticos en el marco técnico de su cultura.
14. Identificar algunas de las propiedades más significativas de los elementos de su entorno inmediato y mediato estableciendo relaciones cualitativas y cuantitativas entre ellas que induzcan a organizar y comprender progresivamente el mundo en que vive.
Contenidos
Los contenidos del área se agrupan alrededor en los siguientes bloques:
1. Medio físico: Elementos relaciones y medidas
2. Acercamiento a la naturaleza.
3. La cultura y vida en sociedad.
Bloque 1. Medio físico: relaciones y medidas
Los contenidos que integran este bloque son:
a) Las propiedades y relaciones de objetos y colecciones:
- Color
- Forma
- Tamaño
- Grosor
- Textura
- Semejanzas y diferencias
- Pertenencia y no pertenencia.
b) La agrupación de objetos en colecciones atendiendo a sus propiedades y atributos.
c) El gusto por explorar objetos y por actividades que impliquen poner en práctica conocimientos sobre las relaciones entre objetos.
d) El número cardinal y ordinal.
e) La construcción de la serie numérica mediante la adición de la unidad.
f) La representación gráfica de las colecciones de objetos mediante el número cardinal. La utilización de la serie numérica para contar elementos de la realidad cotidiana.
g) La resolución de problemas que impliquen la aplicación de sencillas operaciones.
h) El descubrimiento de las nociones básicas de medida: longitud, tamaño, capacidad, peso y tiempo.
i) La estimación de la duración de ciertas rutinas de la vida cotidiana en relación con las unidades de tiempo.
j) El conocimiento de formas geométricas planas y de cuerpos geométricos. La adquisición de nociones básicas de orientación y situación en el espacio.
Bloque 2. El acercamiento a la naturaleza
Los contenidos que integran este bloque son:
a) El conocimiento de las características generales de los seres vivos y materia inerte: semejanzas y diferencias.
b) La observación de los fenómenos atmosféricos: causas y consecuencias.
c) La observación y exploración de animales y plantas de su entorno.
d) La toma de conciencia de los cambios que se producen en los seres vivos. Aproximación al ciclo vital.
e) El desarrollo de la curiosidad, cuidado y respeto hacia los animales y plantas como primeras actitudes para la conservación del medio natural.
f) La identificación de distintos tipos de paisaje: paisaje rural y paisaje urbano.
g) La experimentación y el descubrimiento de la utilidad y aprovechamiento de animales, plantas y recursos naturales por parte de la sociedad y de los propios niñas y niños.
h) La exploración y conocimiento de las interacciones y relaciones entre animales, entre animales y plantas y entre seres vivos y su entorno.
i) El disfrute al realizar actividades en contacto con la naturaleza.
Bloque 3. La cultura y vida en sociedad
Los contenidos que integran este bloque son:
a) La percepción de los primeros grupos sociales de pertenencia
b) La toma de conciencia de la necesidad de los grupos sociales y de su funcionamiento interno. Las relaciones afectivas que se establecen entre ellos.
c) La valoración y el respeto de las normas que rigen la convivencia en los grupos sociales a los que pertenecen.
d) El descubrimiento de las diferentes formas de organización humana según su ubicación en los distintos paisajes: rural y urbano.
e) La observación de la actividad humana en el medio; funciones, tareas y oficios habituales.
f) La toma de conciencia de los servicios relacionados con el consumo.
g) El conocimiento de otros modelos de vida y de culturas en el propio entorno, y el descubrimiento de otras sociedades a través de los medios de comunicación.
h) La participación en manifestaciones culturales, en la vida social, en las fiestas, en manifestaciones artísticas, costumbres y celebraciones populares.
Criterios de evaluación
1. Actuar sobre los objetos, discriminarlos, agruparlos, clasificarlos y ordenarlos según semejanzas y diferencias observables, cuantificar y ordenar colecciones, hacer razonamientos numéricos en tareas cotidianas y en la resolución de problemas sencillos.
2. Utilizar el conocimiento del medio físico, natural, social y cultural como marco en el que están situados los objetos de aprendizaje con los que interactua y aplicar actitudes de respeto y cuidado hacia la naturaleza, la sociedad y la cultura.
3. Conocer los grupos humanos que forman parte de la sociedad a la que pertenece, aplicar normas sociales de respeto y afecto en las relaciones con los mismos.
III. LOS LENGUAJES: COMUNICACIÓN Y REPRESENTACIÓN.
La necesidad de expresarse del ser humano se manifiesta a lo largo de su vida. Es así como la niña y el niño a partir de la necesidad de comunicarse imaginan y encuentran elementos de comprensión del mundo que les rodea entre ellos la familia, la sociedad y el entorno, y lo transmiten y representan a través del dibujo, la palabra, la música, el garabateo, etc. La expresión artística es uno de los medios de comunicación de que dispone la niña y el niño para expresar sus vivencias y fantasías, al mismo tiempo la creatividad y con ella la invención son capacidades que potencialmente poseen. Estas formas de expresión son el resultado de la creatividad que está íntimamente relacionada con la sensibilidad y la emotividad. Es necesario ofrecer desde la escuela los medios y materiales apropiados para poder manifestarse a través de los diferentes lenguajes.
La plástica es una forma de representación a través de la cual pueden expresar lo que va conociendo de su entorno y aquello que surge en su mundo interior. Así pues, las diferentes realizaciones plásticas serán el resultado de un amplio desarrollo que integra factores personales y sociales y permiten que la experiencia de las niñas y los niños tomen forma a través de los símbolos. Las primeras actividades plásticas de la niña y del niño obedecen más al placer y al recreo que suscita su experimentación y ejecución que a la intencionalidad representativa. Su actividad se hace cada vez más intencionada hasta llegar al final de la etapa en la que sus producciones se acercan a una representación objetiva de la realidad.
La educación musical en la etapa infantil se entiende como un medio de expresión y como sistema de representación por la que podrán desarrollar sus capacidades creativas, su oído musical, su sensibilidad hacia la música, su capacidad para escucharla, entenderla y para practicarla como medio de comunicación de sentimientos e ideas a través del canto, del movimiento rítmico y de la expresión instrumental. La proyección educativa y formativa se realiza cuando responde a la curiosidad e interés de la niña y del niño, cuando propicia contextos y repertorios de canciones interesantes psicológica y musicalmente, cuando tiene cabida el entusiasmo que la niña y el niño tienen por el uso de instrumentos, y cuando respeta y potencia su vitalidad a través del movimiento corporal.
La niña y el niño van observando, explorando, experimentando los objetos sonoros en cada una de sus cualidades: timbre, duración, intensidad y altura, que combinándolas entre sí, van acumulando un acervo de estructuras sonoras que, organizadas, son el soporte material de las ideas musicales.
La expresión corporal es el medio por el cual el ser humano expresa sensaciones, emociones, sentimientos y pensamientos con su cuerpo. Sus gestos, actitudes y movimientos tienen una intención comunicativa y representativa. La primera comunicación de la niña y del niño con el adulto que le atiende la realiza con su cuerpo; es a través de sus gestos y de sus movimientos cuando el adulto puede percibir e interpretar las sensaciones y deseos de la niña y del niño y dar respuesta a sus demandas. Se inicia de este modo una relación corporal y afectiva que será la base de toda relación y comunicación posterior. Más tarde destaca el juego simbólico en el que se comportan "como si" fuera una persona distinta, un animal o un objeto, o actúa " como sí " estuviera haciendo cosas que solo está simulando hacer; se trata de un campo abierto a la imaginación, a la creatividad y a la espontaneidad de cada uno.
La educación infantil, a partir del lenguaje corporal, inicia a las niñas y a los niños en las técnicas de la expresión dramática. La utilización del cuerpo: gestos, actitudes y movimientos, con una actitud comunicativa, permitirá la relación e intercambio con los demás, convirtiéndose este lenguaje en un componente importante para su socialización.
En la sociedad valenciana hay dos lenguas oficiales que, además, conviven con otras, conformando una sociedad cada vez más multicultural y multilingüe. Como consecuencia de eso se incorporan a nuestras aulas alumnas y alumnos de lenguas y culturas diferentes. Por lo tanto, es necesario el desarrollo de actitudes positivas hacia la propia lengua y la de los otros, despertar la sensibilidad y la curiosidad por conocer otras lenguas.
La participación de nuestra sociedad en el ámbito europeo implica hacer de nuestros ciudadanos y ciudadanas personas con expectativas lingüísticas amplias. Por lo tanto, habrá que fomentar el interés por participar en actos de comunicación ligados a sus intereses, atendiendo a la diversidad de lenguas utilizadas en el aula y que pueda disponer el alumnado.
En la Educación Infantil se debe iniciar el aprendizaje de la convivencia cultural y lingüística, por esta razón los contenidos de carácter sociolingüístico se deben tener en cuenta en la planificación de las actuaciones en el centro y en el aula, porque es en las maneras y usos de las diversas lenguas como las niñas y niños descubrirán la mejor adaptación de cada uno de ellos a la representación de las distintas realidades o dimensiones de una misma realidad.
La niña y el niño inician su socialización en el seno de su familia, que tiene unas características culturales y lingüísticas muy concretas. La escuela, por lo tanto, debe ayudarles a conocer, entender y convivir con otras niñas y niños que provienen de familias de características diferentes a la suya, para continuar el proceso de socialización.
Las niñas y los niños que provienen de una familia valencianohablante bien pronto acceden a la otra lengua cooficial, el castellano, a causa de su mayor presencia social y, como en el caso de los bilingües familiares valenciano y castellano, la escuela debe mantener y aumentar su competencia en las dos lenguas y valorarlas en condiciones de igualdad, como vehículos válidos de comunicación y aprendizaje.
Las niñas y los niños que provienen de familias que desconocen el valenciano o, incluso, las dos lenguas oficiales, deben acceder a ellas necesariamente mediante la intervención y la interrelación en el ámbito escolar, el cual deberá atender la situación sociolingüística a la hora de diseñar sus estrategias didácticas para cada una de las lenguas del entorno.
Habrá que proteger, por lo tanto, con las acciones compensadoras convenientes el aprendizaje de la lengua o las lenguas con menos posibilidades de ser aprendidas, a causa de su menor presencia en el contexto inmediato.
Sea cual sea el origen de las niñas y los niños, es esencial conseguir que todos y todas puedan integrarse en una sociedad diversa como la nuestra en condiciones de igualdad, mediando con respecto a todas las manifestaciones lingüísticas y culturales, y la promoción del diálogo como única manera de resolver los conflictos y de favorecer la participación y la convivencia.
En la entrada en la Educación Infantil, generalmente las niñas y los niños hacen una producción restringida que se caracteriza por hablar para ellos mismos, sin interesarse por sus interlocutores, ni intentar comunicarse con ellos. Mediante las interacciones y la necesidad de comunicarse, va surgiendo un habla ampliada, que les permite interrelacionarse oralmente y con la que incrementan su repertorio y su eficiencia verbal.
Progresivamente, el lenguaje oral alcanza varias funciones, la función comunicativa, que facilita y posibilita la relación con los otros; la función representativa, que facilita la comunicación mediante símbolos; la función lúdica y creativa, que permite divertirse haciendo servir el lenguaje y la función de la construcción de la propia identidad.
El trabajo escolar debe ayudar a regular el uso del lenguaje oral mediante las actividades cotidianas de aula, para que los niños y las niñas puedan llegar a desarrollar las capacidades de análisis y comprensión de la realidad, que les permita hacer abstracciones de los objetos y las situaciones, y de las relaciones interpersonales, consiguiendo que lleguen a expresarse descontextualizadamente en diferentes situaciones.
La apropiación del sistema de escritura es la puerta de entrada a la sociedad cultural alfabetizada. El aprendizaje de la lengua escrita es uno de los procesos más importantes que realizan a su paso por la escuela. La niña y el niño antes de entrar en la escuela han tenido contacto con lo escrito, ya que se trata de un objeto cultural presente en todos los ámbitos de la vida social y que continuará a lo largo de toda la vida. La apropiación de la lengua escrita se consigue mediando el conocimiento del sistema de escritura. El aula de Educación Infantil debe ser el contexto alfabetizador que facilite a la niña y al niño el contacto con el código escrito y los ayude a valorarlo, descubrirlo y utilizarlo de acuerdo con sus posibilidades comunicativas.
En la escuela, las niñas y los niños deben situarse como receptores-lectores y como productores-escritores, reconociendo las características específicas de la lengua escrita mediando la exploración del código y la interpretación y producción progresiva de textos con intenciones comunicativas, de búsqueda de información y de fuente de placer.
Mientras el aprendizaje del escrito en castellano se hace en base al estándar predominante en los medios de comunicación, el tratamiento del valenciano escrito debe hacerse sobre la base del estándar oral, con unas construcciones lingüísticas y un léxico esmerado y genuinos que dignifique el lenguaje coloquial de la calle y que sirva de puente a un uso posterior del estándar literario.
La iniciación al código escrito va íntimamente ligada a un acercamiento a la literatura que vehicula cada una de las lenguas. La tradición literaria oral y escrita y la literatura de autor transmitida mediante varios géneros textuales (canciones, poesías, cuentos...) pueden ser escuchadas y leídas con placer y aprendidas para su reproducción o explotación posterior, tanto oral como escrita, o como base creativa en juegos lingüísticos, al compartir interpretaciones, sensaciones y emociones, etc.
La valoración del libro y otros soportes textuales como portadores de información, entretenimiento y fruición debe comportar la organización de bibliotecas de aula y de centro, con una ambientación esmerada y el establecimiento de normas de respeto y cuidado básico, pero también debe comportar el diseño de estrategias para contagiar a las niñas y a los niños en el aprecio por los libros y la planificación de actividades de animación lectora, las cuales, aplicadas con convencimiento, constancia y esfuerzo, los ayuden a fomentar el hábito lector.
El objetivo es proporcional, con la colaboración estrecha entre profesorado y alumnado, un vínculo afectivo que impregne a las niñas y a los niños, a lo largo de su aprendizaje vital, de una estima por la lectura, herramienta imprescindible de una sociedad alfabetizada.
El lenguaje sirve para informarse y comunicarse, pero también posibilita a las niñas y los niños dar significado a los elementos del medio que le rodea. La Educación Infantil debe facilitar la adquisición de los procedimientos necesarios para que los niños y las niñas puedan comprender, conceptualizar y apropiarse del mundo, atendiendo sus capacidades y posibilidades de actuación. El lenguaje oral es especialmente relevante en esta etapa, es el instrumento por excelencia de aprendizaje,
El uso del castellano como instrumento de aprendizaje de los contenidos de las áreas necesita la utilización progresiva del estándar. El uso del valenciano como instrumento de aprendizaje de los contenidos de las áreas y, al mismo tiempo, como instrumento de adquisición de la lengua académica, necesita de la mediación del estándar oral a la Educación Infantil, como registro intermedio entre el coloquial de la calle y la lengua escolar.
Como debe ser práctica habitual en la Educación Infantil para todos los contenidos, estos, relacionados con la concepción de la lengua como instrumento de aprendizaje, se deben aprender necesaria y principalmente unidos a los contenidos del resto de áreas y bloques, que es donde adquieren sentido. Especialmente en valenciano, es necesario un trabajo intenso de la lengua relacionada con los contenidos no lingüísticos que se deben aprender.
Es preciso, por lo tanto, que el centro disponga de suficientes recursos en valenciano en todo tipo de soportes: papel, audio, audiovisual, informático..., para poder valorar positivamente el valenciano como instrumento de aprendizaje y de transmisión de la cultura contemporánea.
La educación en la comunicación promueve y facilita en el aula y en el centro el trabajo en equipo, los rincones de actividad, el trabajo por proyectos y los talleres, así como el desarrollo de las habilidades comunicativas en todos los lenguajes.
Las técnicas de información y comunicación cumplen dos funciones. Por una parte, la educación con los medios sonoros, visuales y audiovisuales (documento radiofónico o televisivo, fotografía, vídeo...) como recurso didáctico para desarrollar los contenidos de las áreas. De otra, la educación en los medios de comunicación y tecnologías de la información y la comunicación, lo cual implica trabajar estos medios como objeto de estudio. Los dos vertientes conforman la educación en comunicación, que incluye prensa, radio, cine, TV, internet, etc.
La educación en comunicación pone el énfasis en el desarrollo de las habilidades comunicativas -lingüística, discursiva, sociocultural y estratégica- con el concurso, además de los recursos tradicionales, de los medios de comunicación y de las tecnologías de la información y la comunicación.
La educación en la comunicación promueve y facilita en el aula y en el centro el trabajo en equipo, el trabajo por proyectos y los talleres, así como el desarrollo de las habilidades comunicativas en todos los lenguajes.
En la intervención educativa el maestro y la maestra deben crear un clima propicio, agradable y estimulante que potencie una actitud positiva ante las actividades facilitando unos recursos didácticos y una variedad de técnicas que provoquen el disfrute manteniendo el interés y la concentración y gozando en aquello que realizan en la aplicación de los lenguajes
A través de la intervención educativa, la niña y el niño, desarrollan sus capacidades expresivas y creativas. Las relaciones que la maestra y el maestro establecen con la niña y con el niño deben potenciar un carácter comunicativo y lúdico, que conlleva el mantener siempre una actitud abierta que permita escuchar y responder con atención y respeto.
En el mismo sentido resulta de indudable valor crear situaciones diversas, poner atención en el proceso creativo de la niña y del niño e intentar que una actividad que puede tener un inicio lúdico y de descubrimiento, recoja también la parte emotiva y posibilite la creación. Todo ello constituye el inicio de la apropiación de las convenciones sociales que permiten la comunicación y representación en nuestra cultura.
La expresión artística es uno de los medios de comunicación de que dispone la niña y el niño para expresar sus vivencias y fantasías, al mismo tiempo la creatividad y con ella la invención son capacida
des que potencialmente poseen y cabe desvelarlas y desarrollarlas en la medida que lo permita cada nivel evolutivo y las posibilidades de cada uno. Una adecuada intervención educativa ayudará a potenciar estas capacidades.
La necesidad de expresarse y de crear lo manifiestan en su vida diaria, es así como la niña y el niño imaginan y encuentran elementos de comprensión del mundo que les rodea (la familia, la sociedad, el entorno), y lo transmiten a través del dibujo, la palabra, la música, el garabateo, etc.
Estas formas de expresión son el resultado de la creatividad que está íntimamente relacionada con la sensibilidad y la emotividad de la niña y del niño. Es necesario ofrecer desde la escuela los medios y materiales apropiados, para poder manifestarse.
Objetivos
1. Descubrir a través de los diferentes lenguajes su propio cuerpo y sus posibilidades de expresión y comunicación.
2. Conocer los diferentes lenguajes y aplicar técnicas para que desarrollen la imaginación y la creatividad.
3. Utilizar las distintas formas de representación para expresar y comunicar situaciones, acciones, deseos y sentimientos conocidos, vividos o imaginados.
4. Utilizar técnicas y recursos básicos de las distintas formas de representación enriqueciendo las posibilidades comunicativas.
5. Valorar y apreciar las producciones propias, las de sus compañeros y algunas de las diversas obras artísticas del patrimonio conocidas mediante TIC o "in situ" y darles un significado que les aproxime a la comprensión del mundo cultural al que pertenecen.
6. Expresar sentimientos deseos e ideas mediante la expresión artística a través de los distintos lenguajes.
7. Interpretar y producir imágenes como una forma de comunicación y disfrute, con el fin de descubrir e identificar los elementos básicos de la expresión artística.
8. Aplicar hábitos de higiene y rutinas en el uso del material para el desarrollo de la expresión artística que faciliten la consecución de la autonomía personal y la colaboración con el grupo social al que pertenecen.
Contenidos
Los contenidos del área se agrupan alrededor de los siguientes bloques.
1. Las lenguas y los hablantes.
2. El lenguaje verbal.
3. La lengua como instrumento de aprendizaje.
4. El lenguaje audiovisual y tecnologías de la información y comunicación.
5. El lenguaje plástico.
6. El lenguaje musical.
7. El lenguaje corporal.
Bloque 1. Las lenguas y los hablantes
Los contenidos de la competencia común de las diferentes lenguas aparecen en la columna central de la siguiente tabla, y los específicos de cada lengua cooficial en la columna lateral correspondiente. Los contenidos específicos, de la lengua extranjera se detallan a continuación de la tabla. Los contenidos que hay que trabajar en cada lengua son la suma de los contenidos de la competencia común mas los de la específica.

Bloque 2. Lenguaje verbal
Los contenidos que integran este bloque son:
2.1. Escuchar, hablar y conversar
2.2. Aproximación a la lengua escrita
2.3. Aproximación a la literatura
2.1. Escuchar, hablar y conversar
Los contenidos de la competencia común de las diferentes lenguas aparecen en la columna central de la siguiente tabla, y los específicos de cada lengua cooficial en la columna lateral correspondiente. Los contenidos específicos de la lengua extranjera se detallan a continuación de la tabla. Los contenidos que hay que trabajar en cada lengua son la suma de los contenidos de la competencia común mas los de la específica.

LLENGUA ESTRANGERA
l) El descobriment progressiu de nou lèxic i de noves i genuïnes estructures gramaticals, entonació i pronunciació.
m) La comprensió de la idea global de textos orals en situacions habituals d'aula i quan es parla de temes coneguts i predicibles.
n) El coneixement progressiu del funcionament de la llengua oral amb curiositat i interés pels seus aspectes diferencials respecte a les llengües cooficials.
o) L'interés per participar en interaccions orals en les rutines i situacions habituals de comunicació.
* * * * *
LENGUA EXTRANJERA
l) El descubrimiento progresivo de nuevo léxico y de nuevas y genuinas estructuras gramaticales, entonación y pronunciación.
m) La comprensión de la idea global de textos orales en situaciones habituales de aula y cuando se habla de temas conocidos y predecibles.
n) El conocimiento progresivo del funcionamiento de la lengua oral con curiosidad e interés por sus aspectos diferenciales con respecto a las lenguas cooficiales.
o) El interés por participar en interacciones orales en las rutinas y situaciones habituales de comunicación.
2.2. Aproximación a la lengua escrita
Los contenidos de la competencia común de las diferentes lenguas aparecen en la columna central de la siguiente tabla, y los específicos de cada lengua cooficial en la columna lateral correspondiente. Los contenidos específicos de la lengua extranjera se detallan a continuación de la tabla. Los contenidos que hay que trabajar en cada lengua son la suma de los contenidos de la competencia común mas los de la específica.

LENGUA EXTRANJERA
s) El descubrimiento y la identificación de diferentes portadores textuales en lengua extranjera.
2.3. Aproximación a la literatura
Los contenidos de la competencia común de las diferentes lenguas aparecen en la columna central de la siguiente tabla, y los específicos de cada lengua cooficial en la columna lateral correspondiente. Los contenidos específicos de la lengua extranjera se detallan a continuación de la tabla. Los contenidos que hay que trabajar en cada lengua son la suma de los contenidos de la competencia común mas los de la específica.
LENGUA EXTRANJERA
l) La escucha y comprensión del sentido global de cuentos, tanto tradicionales como contemporáneos, con apoyo visual y/o gestual, como fuente de placer y de aprendizaje.
m) La escucha, la memorización y el recitado, de forma individual y en grupo, de algunos textos de carácter poético, de tradición cultural o de autor, trabajados primero con recursos lingüísticos no verbales, de manera que se disfrute de las sensaciones que el ritmo, la rima y la belleza de las palabras producen.
Bloque 3. La lengua como instrumento de aprendizaje
Contenidos
Los contenidos de la competencia común de las diferentes lenguas aparecen en la columna central de la siguiente tabla, y los específicos de cada lengua cooficial en la columna lateral correspondiente. Los contenidos específicos de la lengua extranjera se detallan a continuación de la tabla. Los contenidos que hay que trabajar en cada lengua son la suma de los contenidos de la competencia común mas los de la específica.


Contenidos
Los contenidos de la competencia común de las diferentes lenguas aparecen en la columna central de la siguiente tabla, y los específicos de cada lengua cooficial en la columna lateral correspondiente. Los contenidos específicos de la lengua extranjera se detallan a continuación de la tabla. Los contenidos que hay que trabajar en cada lengua son la suma de los contenidos de la competencia común mas los de la específica.

LENGUA EXTRANJERA
k) La utilización de las tecnologías de la información y comunicación para aumentar el vocabulario y las expresiones y disfrutar de los juegos de lengua.
Bloque 4. Lenguaje audiovisual y tecnologías de la información y la comunicación
La aproximación a las producciones TIC breves y sencillas
La iniciación en el uso de los instrumentos TIC
Bloque 5. Lenguaje plástico
Los contenidos que integran este bloque son:
a) El descubrimiento del lenguaje plástico como medio de comunicación y representación.
b) El conocimiento de los materiales de ductilidad y textura variada.
c) La aplicación de las técnicas básicas para el lenguaje plástico y la creatividad.
d) El descubrimiento y la utilización de la gama de los colores primarios y de sus mezclas
e) El interés, respeto y valoración por las elaboraciones plásticas propias y de los demás.
f) El descubrimiento de la diversidad de obras plásticas que se encuentran presenten en el entorno y que el niño y la niña son capaces de reproducir.
g) El mantenimiento y cuidado de utensilios plásticos básicos que se utilizan para expresar el lenguaje plástico.
h) El afianzamiento de la motricidad para conseguir el movimiento preciso en la producción plástica.
Bloque 6. Expresión musical
Los contenidos que integran este bloque son:
a) El conocimiento de la música como medio de expresión y como sistema de representación.
b) El descubrimiento del ruido, silencio y música.
c) El conocimiento de las propiedades sonoras de la voz, de los objetos de uso cotidiano y de los instrumentos musicales.
d) La discriminación de sonidos y ruidos de la vida diaria.
e) Las cualidades del sonido: intensidad y ritmo.
f) El conocimiento de las canciones populares infantiles, danzas, canciones del folklore, canciones contemporáneas, baile y audiciones.
g) El interés e iniciativa para participar en representaciones.
h) El conocimiento de las propiedades sonoras de la voz.
Bloque 7. Lenguaje corporal
Los contenidos que integran este bloque son:
a) El descubrimiento de las posibilidades del cuerpo para expresar y comunicar sentimientos y emociones
b) El conocimiento del cuerpo: actividad, movimiento, respiración, equilibrio y relajación.
c) La aplicación de las nociones espacio-temporales con el propio cuerpo
d) El descubrimiento del espacio a través del desplazamiento con movimientos diversos.
e) El interés e iniciativa para participar en representaciones de danza y de teatro entre otras.
f) La vivencia del lenguaje corporal con intencionalidad comunicativa y expresiva en actividades motrices del propio cuerpo.
g) La imitación y representación de situaciones, de personajes, de historias sencillas, reales y evocadas individualmente y en pequeño grupo.
Criterios de evaluación
1. Expresarse y comunicarse utilizando medios, materiales y técnicas propias de los diferentes lenguajes artísticos y audiovisuales, mostrando interés por explorar sus posibilidades, por disfrutar con sus producciones y por compartir con los otros las experiencias estéticas y comunicativas.
2. Utilizar las lenguas cooficiales como instrumento de comunicación, de expresión, de representación, de estructuración del pensamiento, de goce, de aprendizaje y de regulación de la conducta, valorando y respetando la diversidad lingüística de nuestra sociedad.
3. Utilizar la lengua oral del modo más conveniente para una comunicación positiva con sus iguales y con adultos, según las intenciones comunicativas y comprender mensajes orales diversos, mostrando una actitud de scout atenta y respetuosa.
4. Mostrar interés por los textos literarios y por los escritos presentes en la aula y en el entorno próximo, iniciándose en su uso, en la comprensión de sus finalidades y en el conocimiento de algunas características del código escrito, e interesarse y participar en las situaciones de lectura y escritura que se producen en la aula.
5. Escuchar, comprender, recitar y representar diferentes textos tradicionales y contemporáneos como fuente de goce y de aprendizaje, valorando el libro y otros apoyos textuales y la biblioteca como fuentes de información, entretenimiento y fruición.
6. Iniciarse en el uso de los diferentes medios de información y de comunicación sonoros, visuales y audiovisuales y aprender a utilizarlos como medio por desarrollar las habilidades comunicativas y artísticas y por aprender a aprender.
7. Iniciarse en el uso oral de una lengua extranjera para comunicarse en actividades dentro de la aula, y mostrar interés y satisfacción al participar en estos intercambios comunicativos.
8. El aprendizaje del lenguaje oral y escrito se realiza a través del intercambio verbal que los niños y las niñas realizan entre ellos y con otros miembros de la sociedad; mediante estos intercambios controlan y regulan los intercambios sociales en contextos comunicativos diversos.
9. Manifestar las experiencias que va viviendo a través del lenguaje plástico, utilizar el material plástico con precisión, cuidar y limpiar el mismo y respetar y disfrutar de las producciones propias y de los demás.
10. Utilizar la educación vocal, rítmica, auditiva y de expresión corporal, para expresar y comunicar el repertorio de cultura musical y de expresión corporal que la sociedad transmite y descubrir el mismo como medio en la búsqueda de la propia identidad.
11. Expresar, comunicar, crear, compartir e interactuar en la sociedad en la que vive y manifestar la sensibilidad y toma de conciencia de sí mismo en posturas, gestos y acciones de la vida cotidiana que forman parte del lenguaje corporal.

linea